Lunes, 22 Julio 2013 20:17

Pasos para curar un sartén de acero

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

Los sartenes de acero, habían dejado de usarse, porque los alimentos se pegaban y quemaban por lo que resultaba más sencillo usar el famoso teflón.

 

En la mayoría de los hogares, se migró hace mucho tiempo a los sartenes con superficie anti adherente, pero en los últimos tiempos se está regresando a los sartenes de acero inoxidable, porque por todo el tiempo que cocinamos con el material antiadherente, también consumíamos poco a poco esa superficie que cocinada tras cocinada se iba desprendiendo y trasferida a nuestros alimentos.

Los sartenes de acero, habían dejado de usarse, porque los alimentos se pegaban y quemaban por lo que resultaba más sencillo usar el famoso teflón.


Lo que mucha gente no sabe, es que los sartenes de acero se deben curar igual que como si fuera un Wok y de esta manera se sellan los poros abiertos del metal, evitando que se peguen los alimentos.

Acá les dejamos los sencillos pasos a seguir para curar sus sartenes.

1.    Lava la sartén con jabón y agua caliente para remover cualquier residuo del empaque. Enjuaga abundantemente y seca con una toalla.


2.    Agrega aceite de maní sobre la sartén para cubrir la superficie. Puedes usar tus dedos para extenderlo sobre toda la sartén. Usa aceite de  maní ya que tarda mucho en alcanzar el punto en que comienza a humear y esto permite que el aceite cumpla con su trabajo de llenar los poros del acero completamente, creando así una superficie antiadherente.


3.    Coloca la sartén sobre la estufa a fuego medio hasta que el aceite empiece a humear.


4.    Remueve la sartén del fuego y deja que se enfríe.


5.    Retira el exceso de aceite de la sartén revestida usando toallas de papel. La sartén está lista para usarse.

Noita: si no consiguen aceite de maní, pueden usar otro, pero el curado durará un poco menos.